Noticias

Braskem anuncia estudios en el área de reciclado químico

 

Acciones tienen como objetivo el reúso de plásticos posconsumo en la industria.

São Paulo, XX de XX de 2018 - Buscando soluciones que contribuyan a la economía circular y el desarrollo sostenible, Braskem anuncia alianzas para desarrollo de tecnologías en el reciclado química enfocándose en transformar los plásticos posconsumo, como el de bolsas de mercado y películas de embalajes de saladitos y de galletas nuevamente en productos químicos que pueden utilizarse en diversas cadenas de valor con beneficio para la sociedad. Braskem, empresa reconocida como líder en innovación (historial de éxito en química renovable) pone nuevamente su conocimiento y compromiso en el esfuerzo de mover la industria en dirección a la economía circular.

 

Las alianzas tienen como objetivo la profundización en el estudio de tecnologías que posibiliten transformar plásticos con mayor dificultad de ser reciclados mecánicamente en nuevos productos químicos. Las investigaciones se están realizando en alianza con EngePol - Laboratorio de Ingeniería de Polímeros de COPPE/UFRJ (Instituto Alberto Luiz Coimbra de Posgrado e Investigación de Ingeniería de la Universidad Federal de Rio de Janeiro), Instituto SENAI de Innovación en Biosintéticos (SENAI CETIQT) y Cetrel (empresa de servicios ambientales que inició sus operaciones en 1978 juntamente con las industrias del Polo Petroquímico de Camaçari).

 

"A medida que nos esforzamos para alcanzar una verdadera economía circular, reconocemos los desafíos y limitaciones que presentan las tecnologías tradicionales de reciclado. Braskem está comprometida en desarrollar, implementar y ofrecer soluciones sostenibles. El reciclado químico y su potencial para superar todos estos desafíos y limitaciones nos permitirán alcanzar este objetivo. Estamos acelerando estos esfuerzos por medio de alianzas y colaboraciones con otras empresas que tengan el mismo pensamiento para que podamos alcanzar estas metas lo más rápido posible", explica Gus Hutras, responsable del área de Tecnología de Procesos de Braskem.

 

Esta nueva vertiente tecnológica complementa las iniciativas a favor de la Economía Circular que Braskem acaba de asumir. Se trata de un concepto de proceso productivo que contempla la reducción, el reúso, la recuperación y el reciclado de materiales, formando así un ciclo sostenible desde la producción hasta la reinserción en un nuevo proceso productivo.

 

"Los estudios en el área de reciclado químico siguen los principios de actuación de Braskem, que utiliza la innovación al servicio de soluciones sostenibles. Queremos desarrollar cada día negocios e iniciativas para valorizar los residuos plásticos", comenta Fabiana Quiroga, responsable del área de Reciclado. "El diferencial del reciclado químico es que, a partir de ella, el residuo plástico descartado se procesará y transformará en una materia prima nuevamente que dará origen a nuevos plásticos", concluye.

 

Con el objetivo de agregarle valor al material hecho a partir de resina reciclada, Braskem mantiene desde 2015 la plataforma Wecycle, que combina la necesidad de descarte adecuado con la demanda del mercado de materias primas sostenibles. La acción busca desarrollar negocios e iniciativas para la valorización de residuos plásticos mediante de alianzas, trayendo confiabilidad y calidad al desarrollo de productos, soluciones y procesos que involucren a todos los eslabones de la cadena del plástico, fomentar negocios e iniciativas que involucren el reciclado.

 

Iniciativas de Braskem a favor de la Economía Circular

Braskem, mayor productora de resinas plásticas de América y líder mundial en la producción de biopolímeros, definió una serie de iniciativas globales para impulsar la Economía Circular en la cadena de producción de productos transformados plásticos. Intitulado "Posicionamiento de Braskem en Economía Circular", el documento define iniciativas para el desarrollo de alianzas con los clientes en la concepción de nuevos productos para ampliar y facilitar el reciclado y reúso de embalajes plásticos, especialmente los de uso único. Contempla, además, el avance de inversiones en nuevas resinas de origen renovables, como el Plástico Verde hecho a base de caña de azúcar, y el apoyo a nuevas tecnologías, modelos de negocios y sistemas de recolección, selección, reciclado y recuperación de materiales.

 

Braskem invita a sus clientes y demás interesados a unir esfuerzos. Las iniciativas también engloban la promoción y participación de consumidores en programas de reciclado por medio de acciones educativas de consumo consciente, el uso de herramientas de evaluación de ciclo de vida y el apoyo a acciones para mejora de la gestión de residuos sólidos para prevenir el descarte de basura en los mares.

 Braskem se compromete también a reportar los progresos de tales iniciativas en su Informe Anual.