EVALUACION DEL CICLO DE VIDA

Todos los productos pasan por un proceso, desde su fabricación hasta llegar finalmente a manos del usuario final, Braskem Idesa impulsa en Análisis del Ciclo de Vida (ACV) de cada uno de ellos.

Braskem Idesa es uno de los principales actores en desarrollo de estudios de análisis del ciclo de vida (ACV), en específico, de envases de Polietileno de Alta Densidad para aplicaciones de contenedores de detergente y leche.

En junio de 2015, se concluyó con la etapa de recopilación de información y se dio inicio a la siguiente fase de Evaluación de Impactos e Interpretación de Resultados.

El ACV estudia los impactos asociados a un producto para reflejar su perfil ambiental, considerando utilización de recursos naturales, energía, generación de residuos y aguas residuales, emisiones a la atmósfera, etcétera, para todas las fases; desde el origen de sus materias primas transporte y preparación de las mismas, manufactura, transporte a mercados, distribución, uso y hasta su disposición final como residuo. Braskem Idesa cuenta con la experiencia de Braskem –empresa controladora- que desde 2005 aplica el método de ACV para analizar los aspectos de sustentabilidad en su cadena de valor. Al comparar diferentes productos o escenarios de uso, se puede determinar la alternativa con perfil más sustentable, lo que proporciona datos para respaldar las decisiones relativas al negocio.

Braskem cuenta con 58 estudios en curso. Dos estudios terminados en 2014:

Vitopaper® (papel hecho a partir de plástico): el estudio compara el uso de película de polipropileno biorientado (BOPP) y de papel estucado. El ACV mostró que el impacto sobre el cambio climático del Vitopaper®, por ejemplo, es un 30 % más bajo que el del papel estucado.

Kits quirúrgicos: estudio comparativo de kits usados en procedimientos quirúrgicos. Al comparar los de tela de algodón (reutilizables) y los de no tejido de polipropileno (desechable), la segunda alternativa tiene un mejor rendimiento medioambiental, puesto que reduce, por ejemplo, el consumo de agua en al menos un 80%.

Actuando en la cadena de valor, también se destaca la iniciativa de Braskem en lacreación de la Red Empresarial Brasileña de ACV, un foro que reúne a las empresas, por decisión voluntaria, para discutir el concepto de ACV y difundir las buenas prácticas en la aplicación de la herramienta en el entorno empresario.

Al fin de 2014, 20 empresas participaban en la Red Brasileña de ACV: Basf, Braskem,Boticário, Danone, Duratex, Embraer, Embrapa, GE, Klabin, Natura, Odebrecht, Oxiteno, Pepsico, Petrobras, Raízen, Tetra Pak, Vale, Volkswagen, Votorantim Cimentos y 3M.

El Consejo Empresarial Brasileño para el Desarrollo Sustentable (CEBDS) se hizo cargo de la coordinación de la Red Brasileña de ACV en 2014.